Trucos para amasar Fimo

8 Nov

Desde Paplerías IcrExpress hoy te vamos a dar los trucos y claves que necesitar para saber amasar bien las pasta para modelar Fimo y tus manualdiades queden perfectas. Descubre todos nuestros productos en nuestra tienda online: http://www.icrexpress.es/tienda/es/9-FIMOYPASTASPOLIMERICAS

Lo Básico

Amasar:
Antes de modelar conviene amasar bien la pasta. Así FIMO adquire la elasticidad ideal para ser fácilmente modelable.
FIMO puede ser modelado tantas veces como se quiere mientras no haya sido endurecido en horno.
Mezclar y jaspear:
Amasando diferentes colores FIMO se obtienen las más variadas tonalidades. Un jaspeado muy bonito se obtiene, amasando primero algunos colores por separado y luego juntos.
Modelar:
Como superficie ideal un cristal que se puede meter en el horno junto con las piezas modeladas.
Si vamos a modelar en varias sesiones es conveniente proteger el trabajo a medias con un plastico o metido en una lata.
Edurecer:
Para endurecer FIMO sirve cualquier horno casero (NUNCA MICRONDAS)
Se gradúa a 130ºC y se precalienta un rato (no muy largo).
Se coloca la pieza/as modeladas sobre aluminio/cristal/o porcelana y lo introducimos en el horno.
El tiempo de endurecimiento flutua entre 20-30 minutos, dependiendo del espesor y tamaño de la pieza.
Pintar, barnizar:
FIMO puede ser pintado, después de endurecido, con colores acrílicos.
Para barnizar se recomienda el barniz FIMO, que le aporta un brillo y nitidez especial a los colores.
Lo puedes encontrar soluble al agua o base de disolvente
Pegar piezas:
Para unir FIMO a piezas metálicas se recomienda un pegamento de dos componentes.
Para pegar piezas desprendidas o rotas de FIMO se aconseja un pegamento instantáneo.

Circulos superpuestos

fimo Con tres colores diferentes, realizamos con el rodillo tres planchas de 2 milímetros de grosor aproximadamente y 5 x 15 centímetros de tamaño.
Y troquelamos circulos de diferentes tamaños, en dos de las planchas.
 A continuación colocamos los circulos troquelados sobre la tercera plancha de manera aleatoria (ver foto).
Y con el rodillo alisamos la nueva plancha (con los circulos superpuestos).
fimo
fimo  Y una vez alisada ya podemos utilizar la plancha para troquelar nuestras piezas para abalorios

Efecto Marmoleado

fimo
 Utilizando el rodillo alisamos 5 planchas una de cada color de un grosor aproximado de 3 mm.
Uno de los colores se recomineda que sea blanco, que será el fondo del marmoleado.
Colocamos las planchas unas encima de las otras(la plancha blanca siempre debe quedar en la superficie)
fimo
fimo  Cortamos la pieza a la mitad y colocamos unas encimas de las otras, nos quedaría una plancha con 10 planchas, y volvemos a alisar con el rodillo.
Repetir este procedimiento hasta que las planchas sean extremadamente finas (ver foto)
 Ahora, utilizamos el dedo para hacer mellas en el lado que no es el blanco.
¡La parte delantera debe ser blanca!
fimo
fimo  La fabricación de mellas en la parte posterior crea el efecto marmoleado en el lado blanco.
Cortamos con ayuda del cutter(tal como aparece en la foto) los “bultos” que se han producido en el lado blanco, y vamos nivelando la superficie.
Al hacer eso, las capas de color empiezan a ser visbles.
 Rodar otra vez con el rodillo la plancha hasta que sea de aproximadamente 5 milímetros de grueso. fimo
fimo  Y ya hemos conseguido el efecto marmoleado en la plancha, puedes cortar piezas para abalorios…o para cualquier otro objeto.

Efecto Degradado

fimo
Cortar cada paquete a la mitad
Y a su vez cortar los bloques diagonalmente en dos, como se ve en la foto.
Poner un triángulo de un color encima de uno del otro color. (Calentar los triángulos en tu mano previamente)
Ahora rodar hacia fuera estos triángulos en una base plana y limpia, usando un rodillo, una botella o la máquina láminadora.
Con el rodillo aplanar la plancha, el grueso debe ser como mínimo de 1mm
Y ya tenemos el degradado de FIMO dos colores

Algunos consejos

Si los agujeros para enfilar las cuentas de FIMO una vez endurecidos son demasiado pequeños, puedes hacerlos más grandes usando un taladro pequeño
Lavarte las manos bien antes de trabajar con FIMO blanco. ¡Limpiar siempre las manos, la superficie de trabajo y las herramientas a fondo al cambiar de FIMO blanco a otro color y viceversa!

No hay comentarios aun

Responde